Archivo de la etiqueta: malabares en la vida

Malabaristas

 La Prima

Hay una metáfora que los psicólogos usan al explicar la forma de manejar el estrés en la vida diaria y que a mí me gusta mucho. Se parte del hecho de que hoy día todo el mundo tiene muchas cosas que hacer, todos estamos atareados. Punto.

Cada uno de nosotros se asemeja a un malabarista que mantiene en movimiento con sus manos una cantidad de bolas, unas son de goma y otras son de cristal. En función de la edad y de las circunstancias de cada uno, vamos añadiendo más. Logramos con destreza un equilibrio que nos hace disfrutar de lo que tenemos y sentir orgullo de lo que somos capaces de hacer. Introducir una nueva bola supone aumentar la velocidad de movimiento de nuestros brazos, mayor concentración y más esfuerzo tanto físico como mental. Ni el mejor malabarista del mundo puede mantener en movimiento infinidad de bolas eternamente y el cuerpo nos dará señales de alerta antes de llegar al caso extremo de quedarnos paralizados.

Así que cuando entran nuevas bolas en el juego (a veces se eligen a veces no) hay que sacar otras. Eso es lo que hay, no somos máquinas.
Las de goma se pueden dejar caer con la tranquilidad de saber que rebotarán o estarán disponibles y en buen estado para otra ocasión. Pero las de cristal han de mantenerse siempre en el aire porque si se escapan de nuestras manos al chocar contra el suelo… chico, “se jodió el invento” sin remedio.

depositphotos_14998181-Hard-businessY a partir de aquí…cómo dirían mis amigas, la discusión nos da para muchos cafés: ¿Cómo saber cuáles son las bolas/cosas/situaciones/obligaciones que hay que mantener siempre en el aire?, ¿la pareja, la familia, el trabajo, los hijos son de cristal para todo el mundo?, ¿cuándo hay que dejar caer bolas de goma para evitar la sobrecarga?, ¿cuántas puedo mantener en movimiento yo? Un arte.
Definitivamente, todos hacemos malabares cada día.

 

 

Anuncios