Paladines, héroes y superhéroes

El Caballero Ciber-Andante

Hay veces que, sin saber cómo ni por qué, en nuestras vidas regresan pasajes, hechos y personajes que creíamos olvidados. Esto lo digo porque ahora recuerdo que cuando era niño todos mis amigos tenían un Paladín, un Héroe o incluso un Superhéroe, con grandes e increíbles poderes y todos los niños soñábamos en ser como ellos. La lista es casi interminable: Superman, Acuaman, El Hombre Araña, Batman y Robin, Linterna Verde, Capitán América, Los Cuatro Fantásticos y hasta el mismo Hulk.

Pero todos me parecían muy violentos y agresivos. Me gustaba la idea de un Superhéroe más creativo, inteligente y extrañamente culto. Recuerdo que tenía algo así como 6 años, porque ya sabía leer, y me gustaba hojear las páginas de un Gran Libro que se llamaba el Diccionario Ilustrado Larousse. En él aparecían dibujos de grandes inventos, máquinas y lugares maravillosos. Y siempre aparecía un enigmático héroe que sabía de literatura, pintura, escultura y todas las artes. Se llamaba Anónimo, había escrito el Poema del Mio Cid, había pintado en las Cuevas de Altamira en España y había esculpido grandes figuras en roca y mármol. Lo único que no entendía eran unos raros símbolos que aparecían después de su nombre eran algo así como VI, III, X que estaban junto a una palabra que decía Siglo. Pero no me preocupó mucho, para mí este era mi héroe y se llamaba Anónimo.

Recuerdo que un día en la escuela, un grupo de niños se burlaron de mí porque no sabía quién era Anónimo… Decían: “¡Alberto no sabe quién es Anónimo!” y se reían de mí. Fue en ese mismo libro que descubrí que significaba desconocido, sin nombre, que puede ser cualquier persona.

Me llené de tristeza, mi héroe se desmoronó y nunca más volví a hablar de él. Muchos años pasaron y los héroes de todos mis amigos desaparecieron y se convirtieron en leyendas, luego en mitos, después en cuentos, y ya de adultos, ninguno los conserva como algo real.

Pero de esas cenizas resurgió Anónimo, renació como alguien real y cercano alguien con quien hoy me puedo identificar, porque es como yo y porque yo soy como él… un auténtico Héroe que sin necesidad de usar una máscara logró ocultar su identidad y al final me permitió identificarme con él. En estos tiempos difíciles  hay millones de Anónimos que, como tú y como yo, soñamos y trabajamos por un Mundo mejor. ¡Somos reales y sin lugar a dudas somos héroes!


Anuncios

3 Respuestas a “Paladines, héroes y superhéroes

  1. Precioso Al! me ha encantado!

  2. Ois, qué bonito y que cierto! falsos ídolos vacios de contenido caen en algún momento, los héroes “de andar por casa” son los que permanecereis/permanecerán/permaneceremos siempre.
    Gracias, Al.

  3. Gracias Al, me hiciste el día con esta reflexión tan bonita! te mando un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s